Pablo Neruda, el más grande poeta de su siglo

Pablo Neruda, el más grande poeta de su siglo

El reconocido poeta y escritor Chileno, Ricardo Eliécer Neftalí Reyes Basoalto, mejor conocido por su seudónimo Pablo Neruda, nació en Chile en la localidad de Parral, el 12 de julio de 1904. Fue hijo del obrero ferroviario José del Carmen Reyes Morales y de la maestra de escuela Rosa Neftalí Basoalto Opazo, quien falleció de tuberculosis cuando Neruda tenía solo un mes de nacido, Además de ser un destacado escritor y poeta, también fue un reconocido diplomático y participó activamente como político, siendo miembro del partido comunista de su país, lo que motivó su persecución y posterior exilio en Europa y en Argentina.

Nace como escritor y poeta

Su aptitud de escritor y poeta se reflejó desde muy joven, a través de la escritura de poemas que fueron reconocidos y galardonados. Su familia se radicó en Temuco, y el  periódico de ese pueblo, llamado La Mañana, publicó algunos de sus primeros versos, siendo su primer artículo publicado el ¨Entusiasmo y perseverancia¨. Ya  en 1919, a la edad de 15 años, ganó el tercer lugar en los juegos florales de Maule con su poema “Nocturno Ideal”. Sus relaciones con importantes personalidades de la literatura, como la poeta, diplomática y pedagoga chilena, Gabriela Mistral, lo orientaron hacia el estudio de novelistas rusos, que generaron una gran influencia en su carrera literaria.

Estudios del poeta

Pablo Neruda cursó sus estudios en el Liceo de Hombres, donde terminó el 6º año de humanidades. Luego, continuó su carrera universitaria de pedagogía en idioma francés, en el Instituto Pedagógico de la Universidad de Chile, en Santiago de Chile, donde escribe el poema “La canción de fiesta”, logrando en esta oportunidad hacerse acreedor  del primer premio de los Juegos Florales de la Primavera. Este es el primer poema con el que alcanza un primer lugar, que además fue publicado en la Revista Juventud.

Sus obras literarias más destacadas

Con solo 19 años de edad, publicó unas de sus más exitosas obras, “Crepusculario” y “Veinte poemas de amor y una canción desesperada”, que se convirtió en el poemario que lo lanzó a la fama y en una de las obras literarias de mayor renombre del siglo XX, en lengua española. Además de estas famosas obras, también plasmó su compromiso político con el país en varios poemas y libros como “Los enemigos”. Otro de sus reconocidos trabajos es: “Cien Sonetos de Amor”.

Su obra se destacó por la diversidad de temas y se desarrolló en etapas diversas. Por ejemplo, de escribir sobre el amor apasionado y la calidez humana que se destacaron en su obra magistral, pasó a describir el surrealismo sin sentido del hombre, dando una tónica de temas políticos a sus obras: “Residencia en la tierra” y “Canto general”.

Luego, nos mostró otra forma de escritura, cuando se inclinó por la sencillez temática y nos regaló sus “Odas elementales”. De igual modo, en cualquiera de sus temáticas y etapas, en su obra siempre prevaleció la innovación, por lo que, se convirtió en una gran influencia para muchos poetas de la lengua española.

Por todo lo anterior, Pablo Neruda es catalogado como una de las figuras más importantes de la literatura latinoamericana del siglo XX, lo que demuestra su obra maestra “Veinte poemas de amor y una canción desesperada” que es considerado el libro más leído en la historia de la poesía. De hecho, al momento de la muerte de Neruda, ya se habían editado dos millones de ejemplares.

Los merecidos galardones

Fue galardonado con importantes premios. En 1945 le fue otorgado el Premio Nacional de Literatura de Chile, posteriormente, en 1953 recibe el Premio Stallin de la Paz, y, los dos quizás más reconocidos que le fueron otorgados, son:  su reconocimiento internacional donde se le concede el Premio Nobel de Literatura en el año 1971,  y el Doctorado Honoris Causa por la Universidad de Oxford. 

Su faceta como político y diplomático

En el año 1927, Neruda inició su prolongada carrera diplomática como cónsul en Rangún, Birmania. Luego fue cónsul en Sri Lanka, Java, Singapur, Buenos Aires, Barcelona y Madrid, donde vivió la guerra civil española.

Aún en su condición de diplomático, conoció y se relacionó con reconocidos escritores, por lo que mantuvo su faceta de escritor. En esa época de su vida, cambió su concepción poética, a la que denominó “poesía impura”, experimentando el surrealismo.

Pablo Neruda pasó a vivir en la clandestinidad por ser miembro del Partido Comunista de Chile. Fue perseguido político y acusado de ¨infringir la Ley de Seguridad Interior del Estado e injuriar al presidente González Videla¨, debido a que publicó un polémico artículo ¨La crisis democrática de Chile es una advertencia dramática para nuestro continente¨, que más tarde fue conocido como ¨Carta íntima para millones de hombres¨. Por haber publicado dicho artículo en el diario El Nacional de Caracas, se dictó una orden de detención contra él, obligándolo al exilio.

Desde el año 1949, primero vivió escondido en Santiago de Chile, luego huyó a caballo hacia Argentina y culminó su exilio en varios países de Europa, siendo sus últimos refugios Capri y Nápoles, desde donde regresó a Chile el 12 de agosto de 1952. Pero su amor por la literatura nunca se desvaneció. Mientras estaba en Italia, publicó de forma anónima ¨Los versos del capitán¨, con la ayuda de su amigo Paolo Ricci, quien lo editó.

Sus últimos años

En el año 1970, luego de haber renunciado a la candidatura presidencial para cederla a Salvador Allende, desempeñó su última función política, al ser nombrado embajador de Chile en Francia. Al regreso a su país en 1972, se encontraba gravemente enfermo. Finalmente, con un estado de salud muy crítico a causa del cáncer de próstata, y profundamente abatido por el derrocamiento de Salvador Allende (propiciado por el general Augusto Pinochet a través de un golpe de estado), el gran literario muere en Santiago de Chile, el 23 de septiembre de 1973. Quien lo acompañó en sus últimos momentos fue su tercera esposa Matilde Urrutia.

Antes de morir, Pablo Neruda escribió su autobiografía, la cual fue de publicación póstuma y “Confieso que he vivido”, como la llamó, se convirtió en la última de sus obras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: