Marie Curie: Pionera de la Ciencia

Marie Curie: Pionera de la Ciencia

Maria Salomea Sklodowska nació el 7 de noviembre de 1867 en Varsovia.  Es reconocida como la primera mujer en lograr un sinfín de avances y reconocimientos en el área científica.

Infancia y primeros pasos

Sus padres fueron Bronislawa Boguska y Wladislaw Skldowski, ambos educadores de las áreas de matemática y física. Pertenecía a una familia noble de Polonia y tenía 4 hermanos mayores: Zofia, Józef, Bronislawa y Helena. Esta última falleció a causa del tifus cuando Maria era todavía muy pequeña. Además, sufrió la pérdida de su madre con tan solo 10 años a causa de la tuberculosis. 

Desde muy temprana edad tuvo que lidiar con las consecuencias de la ocupación rusa en su país. Por esta razón, enfrentaron muchas dificultades económicas. Y ante un escenario desfavorable, Maria terminó sus estudios básicos y fortaleció sus deseos de estudiar.

Sin embargo, no pudo iniciar sus estudios superiores por una cuestión de género. Para la época, las mujeres no podían ingresar a la universidad. Esto no fue más que un impulso para las ganas de superación de Maria y, junto a su hermana, inició sus estudios en una universidad clandestina que admitía mujeres.  

Poco tiempo después, su hermana se transfirió a París para continuar con su formación y Maria se dedicó a trabajar para poder costear sus estudios. Cumplidos sus 24 años, también ella se mudó a Francia. Aquí decidió cambiar su nombre a Marie.

En 1893 obtuvo su título de licenciada en Física y un año más tarde en Matemáticas. Y este sería el inicio de una vida llena de importantes aportes para la ciencia.

Trayectoria en la Ciencia

En 1895 conoció al que se convertiría en su marido: Pierre Curie. Dos años después de conocerse, nació su primera hija. Pero esto no afectó de ninguna manera su desempeño en el mundo de las investigaciones. La pasión de pareja por la ciencia era tal que su casa se convirtió en un laboratorio y transcurrían todo su tiempo libre en él.

Durante esa época, Marie Curie terminó otra etapa de sus estudios y publicó su primer trabajo sobre la imantación del acero templado. Sin embargo, el mayor logro de la pareja se basó en sus investigaciones sobre sustancias radioactivas.  De hecho, este fue el tema de la tesis del doctorado en Física de Marie Curie. 

Descubrimiento del Radio y el Polonio y Primer Premio Nobel

Los Curie se basaron en las investigaciones sobre la radiactividad hechas anteriormente por Becquerel. Descubrieron que la pechblenda, un mineral extraído del uranio, era en realidad mucho más radiactiva que el mismo elemento. Además, notaron que el uranio no era el único responsable de las emisiones descubiertas por el investigador.  Por esta razón, orientaron sus estudios hacia el descubrimiento de los otros componentes que estaban emitiendo dichas radiaciones. Y para lograr esto, debían separar, procesar e identificar estos elementos.

Esto los hizo llegar a la conclusión de que la radiación no se debía a una reacción química, sino que dependía de la naturaleza de los elementos. Como resultado, se creó una corriente de estudios relacionados con la energía nuclear, que sería clave en el siglo XX.

Los resultados no tardaron en llegar. En 1898 el matrimonio anunció el descubrimiento de dos elementos: el radio y el polonio. La relevancia de este acontecimiento se basaba en el grado de radioactividad: ambos eran más radioactivos que el uranio. 

En 1903 el mundo reconoció todo el esfuerzo de los investigadores. El Premio Nobel de Física fue la recompensa a todo el esfuerzo de Los Curie y Becquerel.  

En un principio, el comité seleccionador pretendía excluir a Marie del premio. Sin embargo, uno de los miembros avisó a Pierre y este les aseguró que rechazaría el Nobel si esto ocurría. En respuesta a su reclamo, Marie fui galardonada junto a sus dos colegas hombres.

Así fue como Marie Curie se convirtió en la primera mujer en recibir un Premio Nobel. Después de esto, los investigadores se negaron a patentar su descubrimiento, con la intención de que la ciencia continuara avanzando.

Experiencia como catedrática

En 1906, Marie enfrentó la pérdida de su marido a causa de un accidente con un carro de caballos. Desde ese momento, se ocupó de la cátedra de física que Pierre tenía a cargo en la Universidad de Sorbona. Y de esta manera, una vez más, Curie se convirtió en la primera mujer catedrática de esa universidad.

Segundo Premio Nobel

Luego de la muerte de Pierre, Marie continúo con sus estudios sobre las radiaciones. Durante los siguientes años, descubrió la relación entre la radioterapia y el cáncer.

Sin lugar a dudas, este nuevo descubrimiento hizo que el trabajo de Curie se popularizara aún más. Y gracias a esto, en 1911 recibió el Premio Nobel de Química. De esta manera, se convirtió también en la primera persona en haber recibido dos premios Nobel.

Rol en la Primera Guerra Mundial

Marie Curie no fue únicamente un personaje importante para el mundo de la ciencia. También colaboró con Francia durante el conflicto bélico. Propuso la implementación de un método de radiografía móvil, ya que los hospitales no contaban con el equipo necesario. Así, los soldados heridos podrían ser atendidos al disponer de las placas radiográficas.

Se encargó de estudiar la anatomía y la mecánica para construir lo que sería conocido como “ambulancias radiológicas”. Se trataban de unidades móviles de radiografía que acudían a las líneas de frente para atender emergencias. De esta manera, las “pequeñas Curie” jugaron un papel muy importante en el ámbito médico de la I Guerra Mundial.

Exposición a la radiación y Muerte

Los Curie no eran conscientes de los efectos nocivos de la exposición continua a la radiación. Además, la universidad no patrocinaba su investigación, sino que recibían ayuda de empresas y organizaciones. Es por esto que durante toda su vida trabajaron sin ningún tipo de medidas de seguridad.

Marie sufría de graves inflamaciones en las manos, cataratas y ceguera parcial. Pero estos síntomas nunca fueron asociados con su interacción con los rayos.

Probablemente a causa de las radiaciones a las que estuvo expuesta, Curie desarrolló una anemia aplásica. Falleció el 4 de julio de 1934 en el sanatorio de Sancellemoz. Fue enterrada junto a su marido en el cementerio de Sceaux. Todos sus documentos y pertenencias se consideran un peligro radiactivo. De hecho, se conservan en cajas forradas de plomo y para manipularlos es necesario utilizar equipos de protección.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: