Ventajas y desventajas del césped artificial

Ventajas y desventajas del césped artificial

¿Césped artificial en tu jardín o terraza? Antes de instalarlo, te conviene informarte bien de las ventajas y desventajas que este producto ofrece, ya que el césped artificial tiene tanto amantes como detractores y conviene mucho escuchar ambos puntos de vista para tomar la decisión más adecuada.

En las siguientes líneas te contaremos exactamente cuáles son las ventajas asociadas a la instalación de césped artificial y los puntos en contra de utilizar este sistema. De esa manera podrás planificar mejor las remodelaciones de las áreas exteriores de tu hogar y establecer un presupuesto adecuado, conociendo toda la información disponible sobre el tema.

¿Qué es el césped artificial?

El césped artificial se refiere a una alfombra de fibras sintéticas elaborada a base de polipropileno, la cual se compone de varias capas que cumplen funciones de soporte de las fibras, amortiguación y drenaje de líquidos. A este punto estamos acostumbrados a ver esta clase de césped como parte de las canchas de fútbol, pero cada vez se vuelven más populares para los jardines del hogar.

Imita muy bien la apariencia del césped natural, existiendo diferentes modelos que ofrecen fibras de largos variados y tonalidades de aspecto bastante realista. De esa manera es posible incorporarlo fácilmente a nuestros jardines, terrazas y alrededor de la piscina, sin preocuparnos demasiado por el mantenimiento.

Ventajas y desventajas del césped artificial
Ventajas y desventajas del césped artificial en el hogar

Ventajas del césped artificial

Es posible elegir entre una amplia variedad de alturas, tonalidades, estilos y texturas que imitan perfectamente el césped natural, haciendo que sea bastante simple integrarlo al entorno según las nuestras preferencias y las características del espacio que queremos diseñar.

No necesita riego, mantenimiento ni corte para verse siempre verde en todo momento. Tampoco es necesario preocuparse por el exceso de sol, agua, insectos, plagas o los cambios de temperatura; sea verano o invierno, siempre tendremos un césped impoluto.

Tampoco es necesario que el suelo sea tratado con ningún tipo de químico o fertilizante para garantizar su crecimiento, con lo cual se vuelve seguro para el medio ambiente y también para los niños y nuestras mascotas.

Contrario a lo que podríamos pensar, el césped artificial tiene un aspecto realista que aumenta según el costo. Si se realiza un buen trabajo previo sobre la superficie, se puede evitar por completo las irregularidades causantes de charcos en nuestros jardines.

Desventajas del césped artificial

Es mucho más costoso que el césped natural, sobre todo si prefieres uno de aspecto muy realista. Por supuesto, es una inversión redituable si el plan es mantenerlo durante mucho tiempo puesto que tiene una larga duración y resiste bien el desgaste, las pisadas e inclemencias del clima.

Aunque requiere un bajo mantenimiento, el césped artificial suele acumular residuos, polvo, hojas secas y mancharse con el agua. No requiere un sistema de riego, pero si es necesario un mantenimiento eventual para hacer que el polvo y la suciedad se desprenda.

No hay evidencia científica sobre este tema, sin embargo, una de las discusiones más habituales es que tienen la capacidad de impactar de forma negativa el ecosistema natural de la tierra del jardín ya que los insectos y lombrices se quedan atrapados debajo de las capas de césped artificial.

No es una buena opción para las personas que disfrutan de trabajar sobre su propio jardín al aire libre, ya que se elimina la rutina de riego, controlar su crecimiento, mantenerlo y todo lo asociado a los cuidados de la hierba natural, asuntos que tienen su encanto particular.

Con todo esto en mente, es necesario que realices una evaluación para determinar si la opción de instalar césped artificial en casa resulta adecuada a tus intereses.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: