¿Cómo elegir un colchón?

¿Cómo elegir un colchón?

¿Tienes dolor de espalda cuando te levantas por la mañana? ¿Es una molestia frecuente? No eres el único. El dolor de espalda es uno de los problemas más comunes entre la población adulta. En la mayoría de casos, esto se explica por los malos hábitos posturales, pero también por dormir en una cama que no se adecua a tus necesidades. La correcta combinación de colchón y somier es esencial no solo para conseguir un sueño de calidad, sino también para el bienestar de la espalda. Por esta y otras razones, la búsqueda y elección de un buen colchón son fundamentales.

Las ventajas de un colchón de calidad

En personas adultas, tanto los problemas de espalda como los relacionados con el sueño son muy frecuentes. Sin embargo, hay formas muy simples de solucionar las molestias que afectan tanto a nuestras rutinas. Elegir un equipo de descanso adecuado, optando por un colchón Hypnia, puede ser un buen comienzo.

¿Por qué el colchón es tan importante para la espalda?

Para permitir que una persona se recupere bien durante el sueño, es necesario que su cuerpo esté relajado y que su columna adopte una posición natural. Una cama en mal estado suele hacer que se ejerza más presión en los discos vertebrales, causando un dolor constante en la espalda. Además, la incomodidad de una cama en mal estado agudiza la falta de sueño, haciendo que este tipo de dolores empeore.

El colchón y el somier funcionan como una suerte de amortiguadores durante el descanso. Se encargan de mantener la columna vertebral en la posición adecuada. Asimismo, distribuyen el peso del cuerpo por toda la superficie, liberando los principales puntos de tensión (pelvis, hombros, cabeza…).

También es necesario recordar que la calidad del sueño depende de la elección del colchón. Otra razón para comparar y elegir el más adecuado para ti. Escoge uno que se adapte a tu cuerpo y a tu forma de dormir: peso, altura, constitución, temperatura, tamaño, posturas, materiales. A continuación, podrás leer unos breves consejos para no perderte en el proceso de compra de un nuevo colchón.

Elegir el colchón adecuado

¿Cómo elegir un buen colchón?

Podemos leer miles de opiniones y artículos que intentan ayudarnos a responder a esta pregunta, pero lo cierto es que la elección de una cama es algo muy personal. Depende del peso y la altura de quien lo usará, pero también de la persona con la que se comparta el colchón. De la misma manera, habrá que pensar en características que ayuden a reducir los molestos dolores de espalda.

Por supuesto, es necesario que nuestro colchón también sea cómodo. Nuestro objetivo debería ser que la columna repose de forma natural y que se eliminen los puntos de presión. Esto es esencial para mantener el cuerpo aliviado por un descanso óptimo y para vivir libres de dolores.

Con esta meta, una de las opciones más recomendadas son los colchones viscoelásticos. Su adaptabilidad, propiedades, oferta y relación calidad-precio los convierten en una apuesta segura. Además, la espuma viscoelástica puede combinarse con otros materiales, como los muelles o el látex. Así, se aprovechan las ventajas de las diferentes texturas para asegurarte el mejor de los descansos.

Existen diferentes densidades de colchón, por lo que es necesario verificarla antes de comprar cualquier artículo. La densidad se mide en kg/m3 y hay infinidad de combinaciones. Se considera que un colchón es viscoelástico de calidad cuando la espuma de poliuretano que lo constituye tiene una densidad superior a los 35 kg/m3. Este tipo de espuma ofrece gran elasticidad, por lo que se adapta perfectamente a la silueta de cada cuerpo.

Además, supone una gran ventaja para el sueño en pareja. Al hacer que cada cuerpo tenga su propio espacio y adaptación, se consigue una gran independencia de lechos. Tus movimientos ya no molestarán más a tu pareja, ni los de tu pareja a ti.

Es importante optar por colchones nuevos, con firmeza media. Las camas muy blandas tienden a empeorar las lesiones de espalda. Los colchones excesivamente rígidos, por su parte, pueden generar nuevas molestias en esta zona.

El tamaño también importa. Actualmente, existen colchones viscoelásticos de todos los tamaños. Para asegurarte la mayor comodidad e independencia, y en la medida de tus posibilidades, opta por camas grandes. La mayoría de fabricantes ya ofrecen medidas maxi de 160 e, incluso, 180 centímetros.

Cómodo, antibacteriano, hipoalergénico y bueno para tu espalda: el viscoelástico es el colchón ideal para pasar tus mejores noches.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: