Camino a la regulación de la marihuana en España

Camino a la regulación de la marihuana en España

Tras un largo camino recorrido, la legalización del cannabis en España podría convertirse en una realidad. El pleno del Congreso aprobó en el mes de julio una propuesta del PNV para crear una subcomisión que estudie los programas de cannabis de uso terapéutico que han sido implementados en otros países, abriendo la puerta para una eventual legalización de la marihuana.

Los siguientes seis meses serán clave dentro del proceso. La subcomisión buscará «analizar experiencias de regulación del cannabis para uso medicinal» con la intención de realizar un informe «sobre la evidencia científica existente» respecto al consumo de cannabis con fines medicinales o terapéuticos.

El resultado del informe será entregado al Gobierno «para que sea utilizado en la regulación del cannabis como uso médico en el Estado (…), dotando así a las y los pacientes de los mismos derechos y garantías que ya disfrutan miles de pacientes de otros países del entorno». Se trataría de una regulación que ya se ha aplicado en diferentes países de la UE con respaldo de la ONU.

Situación legal de la marihuana en España

Para entender mejor el contexto, es preciso recordar que la marihuana no tiene un marco legal regulatorio en España, permaneciendo en un limbo. Puede ser consumida en espacios privados y clubes cannábicos y en privado en el interior de nuestras viviendas, pero no en la vía pública, pues se podría recibir una multa de 601 euros de media.

Sin embargo, su cultivo es legal, muy especialmente las variedades de cannabis con relación positiva de CBD y bajas proporciones de THC, que serían las consideradas como de uso medicinal. Por eso, el negocio de la venta de semillas de marihuana, fertilizantes y material para el cultivo doméstico de marihuana para uso personal se ha convertido en un negocio en auge.

En defensa de la regulación

Según una encuesta del CIS, el 90% de la población estaría de acuerdo con la propuesta de regulación y legalización del cannabis de uso medicinal, demostrando que la sociedad se encuentra preparada para asumir el tema en un ambiente de normalidad. En este sentido, la mayor queja es el hecho de que otros países de la UE ya tienen regulaciones claras al respecto.

Otro factor de peso para acelerar una posible legalización del cannabis medicinal ha sido el cambio de postura de la ONU con respecto al tema. Durante la Convención de Viena del pasado mes de diciembre el cannabis de uso medicinal fue eliminado de la IV lista de sustancias estupefacientes, debido a la relación CBD/THC de las cepas de uso medicinal.

Recordemos que las cepas o variedades de uso medicinal tienen un alto porcentaje de CBD, asociado a diferentes beneficios terapéuticos entre los que destaca el alivio de dolencias crónicas, ansiedad, depresión y estimulante del sistema inmunitario. Por su parte, garantizan una concentración mínima de THC (0.05%), cannabinoide responsable de los efectos psicotrópicos.

Sin duda, se trata de un avance enorme para la regulación de la comercialización de cannabis con objetivos medicinales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: