¿Existe el miedo al sexo?

¿Existe el miedo al sexo?

El sexo es una parte importante de la vida de muchas personas. La mayoría de la gente espera con ansias las experiencias sexuales y los placeres asociados con ellas. La sexualidad, los deseos sexuales y el sexo en general siempre han sido un tema natural, que poco a poco se ha ido normalizando en la sociedad moderna. Hoy en día, se habla y se retrata la intimidad sexual y el acto sexual en sí como algo natural y positivo. Sin embargo, hay algunos aspectos importantes del bienestar sexual de los que apenas se habla, como es el caso de la genofobia o el miedo a las relaciones sexuales.

La genofobia, también conocida como coitofobia, se caracteriza por una sensación de miedo o pánico intenso a la hora de tener relaciones sexuales. La mayoría de las personas que sufren este trastorno pueden comenzar relaciones sentimentales y disfrutar de besos y abrazos, pero sienten temor a las relaciones sexuales y la penetración. No tiene nada que ver con la pareja, ya sea estable o esporádica, sino con el hecho de tener sexo. De hecho, para algunas personas, el simple hecho de pensar en ello puede provocar estos sentimientos. Esta fobia la pueden sufrir tanto hombres como mujeres. Por ejemplo, tal y como te vamos a contar en el siguiente punto, un dildo realista puede ayudar a las personas a superar el miedo a la penetración.

Alrededor del 5% de los pacientes que acuden al sexólogo lo hacen por una fobia o aversión sexual. Así lo explica la Asociación Estatal de Profesionales de la Sexología (AEPS). En el caso de la genofobia, la inseguridad, los trastornos por dolor sexual, las creencias culturales o religiosas, las expectativas, así como problemas puramente emocionales o psicológicos son algunas de las razones por las que alguien puede tener miedo al sexo. El temor a la intimidad sexual y las relaciones sexuales es normal, por lo que las personas que lo sufren no deben avergonzarse. Descubrir la causa de la fobia es el primer paso para mejorar el bienestar sexual.

Cómo los juguetes sexuales pueden ayudar a llevar mejor la genofobia

Comprender nuestro cuerpo es esencial para construir relaciones saludables con los demás y con nosotros mismos. Por este motivo, los sexólogos recomiendan reconectar con nuestro cuerpo para prevenir la genofobia. Los juguetes sexuales se han convertido en una de las mejores herramientas para conocer mejor nuestro propio cuerpo y aprender a disfrutar de las sensaciones placenteras. La mayoría de los juguetes sexuales están diseñados para parecerse lo más posible a los genitales humanos, por lo que se puede conseguir una experiencia muy similar a la que se tiene en las relaciones sexuales. Tal y como hemos avanzado, un dildo puede ayudar a muchos hombres y mujeres a estar preparados para el momento de la penetración.

Con la proliferación de sex shops online, la gente puede descubrir una amplia variedad de juguetes sexuales desde casa. Sin ir más lejos, tiendas especializadas en productos eróticos como EasyToys, cuya página web es www.easytoys.es, cuenta con más de 14.000 juguetes sexuales de las marcas más populares del mercado. De esta forma, cualquier persona con miedo al sexo puede encontrar el producto que mejor se adapte a sus necesidades para superar esta fobia y disfrutar de las relaciones sexuales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: