Cómo ahorrar en la factura de la luz

Cómo ahorrar en la factura de la luz

¿Quieres ahorrar en la factura de la luz? Generar un ahorro en la factura eléctrica no solo implica hacer uso más consciente de los electrodomésticos en nuestro hogar, sino también de hacer un análisis consciente de las tarifas ofrecidas por las empresas de distribución y seleccionar aquella que ofrezca la mayor cantidad de beneficios.

En España, el mercado de la distribución eléctrica se encuentra liberado, permitiendo que muchas empresas ofrezcan tarifas realmente atractivas y, muchas de ellas, incluso distribuyan energía eléctrica producida de forma 100% renovable. Tal es el caso de las tarifas luz Yoigo, que acaban de llegar al sector eléctrico con mucho que ofrecer.

Además, es posible adoptar una serie de medidas y cambio de hábitos en el hogar. Aplicando estos consejos y trucos es posible reducir la factura mensual de manera considerable, colaborando tanto con la disminución del presupuesto familiar como con el medio ambiente. A continuación presentamos una lista con algunas soluciones que puedes comenzar a aplicar de inmediato en tu hogar.

Reduce la cantidad de bombillas encendidas

La iluminación de la propiedad, especialmente en casas de grandes dimensiones, es uno de los factores de peso en el consumo eléctrico. Lo primero que tienes que hacer es reducir la cantidad de bombillas que se mantienen encendidas en simultáneo y también realizar un cambio hacia bombillas de tecnología LED que resultan mucho más eficientes a nivel energético.

Electrodomésticos con alta clasificación energética

Es posible que en casa tengamos electrodomésticos de décadas anteriores que funcionan perfectamente. No obstante, las nuevas tecnologías han evolucionado de forma considerable y los electrodomésticos actuales cuentan con clasificación energética A+, A++ y A+++, lo cual garantiza una mayor eficiencia en el uso de la electricidad y, por consiguiente, un menor consumo.

Planta la guerra al Stand-By

Si apagas tu TV, microondas, consola de videojuegos o aparato de música y no lo desconectas, estos permanecerán consumiendo electricidad, pues siguen funcionando en modo reposo (Stand-By). Al desconectarlos, es posible reducir el gasto en electricidad hasta un 10%, por lo que los enchufes con interruptores son una excelente idea para desconectarlos por completo.

Modifica tus costumbres cotidianas

Algunos pequeños cambios en la rutina diaria, como lavar toda la ropa aprovechando la discriminación horaria de tu proveedor de electricidad, es una excelente forma de pagar mucho menos dinero por tareas cotidianas. Consulta con tu proveedor si ofrece una franja de discriminación horaria con menor coste y, en lo posible, planifica tus actividades en función a este rango horario.

Utiliza menos la estufa

En medio de las bajas temperaturas invernales nuestro instinto será aclimatar toda la propiedad para poder disfrutar de nuestro día a día de forma confortable. Sin embargo, una buena forma de ahorrar un poco de dinero será, en la medida de lo posible, aprovechar el tiempo en casa para permanecer lo suficientemente bien abrigado sin renunciar a la comodidad. Al contrario, durante el verano, abrir las ventanas es perfecto para aprovechar la ventilación natural.

Aislamiento térmico

Según las estadísticas, durante el invierno, el 25% del calor interno de un hogar se pierde por los cristales y las puertas al exterior. Corregir este detalle mediante un correcto aislamiento térmico puede tener un impacto muy positivo en tu facturación eléctrica mensual.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: